¿Qué estás buscando?

ALLIYAY, bebida energética natural desarrollada por investigadores de CIBE – ESPOL

ALLIYAY, bebida energética natural desarrollada por investigadores de CIBE – ESPOL

Alliyay es un término kichwa que hace referencia a recuperar la salud.  Y es precisamente de este significado que toma su nombre un producto innovador, que ha sido diseñado por científicos de la ESPOL, pensando en el bienestar de quienes lo consumen.

Es una bebida energética natural desarrollada por investigadores del Centro de Biotecnología de la ESPOL (CIBE), a partir de una iniciativa liderada por Patricia Manzano Santana, profesora en la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas (FCNM) y coordinadora del laboratorio de Bioproductos y Bioprocesos del CIBE – ESPOL.

La visita a la casa de un familiar inspiró a Patricia para investigar sobre una planta conocida en el cantón Marcabelí, en la provincia de El Oro, como “laritaco”, cuyo nombre científico es Vernonanthura patens, a la que se le atribuyen propiedades antitumorales. La tía de su esposo le dio a conocer la planta y la motivó a que la estudie, pues era muy consumida en forma de té por personas de la localidad.

La curiosidad sobre esta planta llevó a Patricia a investigarla a fondo y, luego de muchos años de estudio, la investigadora le dio un valor agregado al combinarla con otras especies vegetales como la guayusa y la cascarilla de cacao, para crear un producto único bajo la presentación de bebida energética con beneficios funcionales

DE IDEA A PROYECTO DE INVESTIGACIÓN
Como la planta Vernonanthura patens no había sido estudiada, Patricia lo hizo como parte de su trabajo postdoctoral.  Descubrió que en su estructura tenía compuestos químicos referidos para combatir algunos tipos de cáncer, corroborando de esta forma el conocimiento ancestral.  Creó un grupo de fitoterapia, realizó ensayos clínicos, de toxicidad, entre otros estudios en conjunto con investigadores nacionales e internacionales bajo la supervisión farmacológica de Andrea Orellana, del laboratorio de Biomedicina de la ESPOL, y quien es docente de la Facultad de Ciencias de la Vida.  

Los estudios científicos determinaron que la planta tenía muy buenas capacidades antioxidantes. Patricia quiso ir más allá y pensó en potenciar esta característica mezclándola con otros ingredientes.  Fue así como llegó a la cascarilla de cacao (un residuo industrial al que le dio un nuevo uso) y a la guayusa. 

Se planteó un proyecto que, en el 2016, recibió fondos de la Red Ecuatoriana de Universidades y Escuelas Politécnicas para Investigación y Posgrados, REDU.  A partir de ahí se han realizado algunas publicaciones en revistas indexadas de alto impacto, 10 tesis de grado, 5 tesis de maestría, se obtuvo una patente de registro secreto industrial y un registro de marca. 

“La bebida a la que denominamos Alliyay es una combinación perfecta de componentes que potencializan la propiedad antioxidante y energética.  Es una bebida que aporta beneficios funcionales para el organismo y que va a ayudar a prevenir el envejecimiento celular y las enfermedades”, afirma la investigadora. 

¿QUIÉNES PODRÍAN CONSUMIR ALLIYAY?
Alliyay es una mezcla de plantas potenciada, en presentación de bebida y también en polvo, que no lleva aditivos y es natural.  Según su creadora ayuda a la prevención de enfermedades de síndrome metabólico y el envejecimiento celular. 

Al ser natural podría ser consumida por adultos jóvenes, como estudiantes, ejecutivos y también por personas de la tercera edad. 

PRÓXIMOS PASOS 
El proyecto contó con fondos del Programa de Cooperación entre Ecuador y Alemania, para la Investigación orientada a la aplicación sobre Biodiversidad y Cambio Climático (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit GIZ GmbH) y el acompañamiento del Centro de Emprendimiento e Innovación, i3lab de ESPOL. En diciembre pasado, se realizó en Quito un evento de cierre de este programa para la investigación orientada a la aplicación sobre biodiversidad y cambio climático - #CoCiBio, que brindó apoyo a la ejecución de seis proyectos nacionales y tres internacionales, de los cuales dos nacionales fueron de dos grupos de investigación de la ESPOL.

“Se está trabajando en un estudio de mercado, el GIZ está equipando en la ESPOL un laboratorio de escalado para producir a mediana escala y realizar estudios complementarios”, aseveró Patricia. 

Los investigadores de la ESPOL involucrados en este último proyecto con fondos del GIZ son Patricia Manzano Santana;  Iván Chóez; junto con el acompañamiento del Centro de Emprendimiento e Innovación, i3lab de la ESPOL a través de Marianela Ortiz.

El proyecto ha tenido, además, participación internacional en una feria comercial alemana y en una feria nacional en la que se presentó el Producto Alliyay con la presencia de autoridades del Ministerio Ambiente, Agua y Transición Ecológica; Instituto Nacional de Biodiversidad, Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación; representantes de GIZ y diferentes autoridades de varias universidades de la Costa, Sierra y Amazonía del Ecuador. En estos eventos se presentó el producto elaborado a escala piloto, en bebida y polvo.

La propuesta ha permitido capacitar a pequeños comuneros productores de las especies involucradas en la bebida, tanto en la Amazonía, como en el cantón Marcabelí de Loja, sobre métodos de secado y conservación de plantas medicinales a fin de garantizar la calidad de la materia prima. Además, fue premiada en el 2018 por su calidad científica en el V Congreso Internacional de Farmacología de Productos Naturales, FAPRONATURA.   

Este proyecto se convierte en una muestra de cómo la Academia puede aportar con innovación a la industria, y a la salud y bienestar de las personas; en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible números 3 (salud y bienestar), 9 (industria, innovación e infraestructura) y 17 (alianzas para lograr los objetivos).

Los próximos pasos a seguir con el producto Alliyay están orientados a continuar con la búsqueda de financiamiento y aliados comerciales para la internacionalización del producto.

Glenda Pilozo, consultora externa del proyecto; Rafael Viteri, Ph. D. (c) y analista de laboratorio de Investigación en el CIBE-ESPOL; Patricia Manzano Santana, Ph. D., coordinadora  en el laboratorio de Bioproductos y Bioprocesos del CIBE-ESPOL; Iván  Chóez, M. Sc., analista de laboratorio de Investigación en el CIBE-ESPOL.

Poly en línea
Poly
Powered by DINOMI
Bienvenida