¿Qué estás buscando?

Proyectos de la ESPOL son premiados en reto ambiental “Guayas y Quil” del Municipio

Proyectos de la ESPOL son premiados en reto ambiental “Guayas y Quil” del Municipio

Las ideas de nuestros talentos politécnicos triunfan en una importante competencia local por su componente innovador y capacidad para crear valor.  

Proyectos de estudiantes y profesores de la ESPOL resultaron ganadores en los Retos Ambientales de los Premios Guayas y Quil, que otorga la Dirección de Ambiente, Sostenibilidad y Cambio Climático del Municipio de la ciudad;  y la Empresa Pública Municipal para la Gestión de la Innovación y Competitividad, ÉPICO.

Este 14 de diciembre se realizó la ceremonia de premiación en las instalaciones del Cabildo Porteño, donde dos proyectos de la ESPOL ganaron en las categorías “Tecnología” y “Educación Ambiental”, entre alrededor de 300 propuestas que se postularon.  Ambas iniciativas contribuyen con soluciones reales que suman esfuerzos para convertir a Guayaquil en una ciudad sostenible

Las propuestas fueron creadas por equipos de trabajo liderados por los profesores Clotario Tapia, de la Facultad de Ingeniería en Mecánica y Ciencias de la Producción, y Rodrigo Saraguro, de la Facultad de Ingeniería en Electricidad y Computación.

PROYECTOS GANADORES
SOLUCIÓN PARA NECESIDADES BÁSICAS, AMBIENTALES Y ECONÓMICAS

El profesor y coordinador de la carrera de Ingeniería en Materiales, Clotario Tapia, estuvo a cargo del proyecto “Aplicación de tecnologías open-source y sus beneficios hacia el mejoramiento de la economía circular en la comuna Punta de Piedra en la era post-COVID-19 del cantón Guayaquil”.

Su propuesta consistió en el desarrollo de un prototipo de un sistema para la obtención de agua potable, y la fabricación de un triturador de plástico. Ambas son soluciones que beneficiarán a 300 habitantes de la comuna ubicada al extremo sur de la ciudad a orillas del Río Guayas, que tiene como principal fuente de ingreso la recolección del cangrejo rojo. 

Los mayores problemas de esta población son el difícil acceso a agua potable y el peligro que las botellas y residuos plásticos representan para el hábitat del crustáceo.  Con un adecuado tratamiento y el triturador de plásticos que fabricará la ESPOL como parte del proyecto, los habitantes de Punta de Piedra podrían generar una fuente de ingresos adicional mediante la venta de este material a empresas recicladoras locales. 

Como parte del proyecto se busca que estudiantes de la carrera de Ingeniería en Materiales participen en las capacitaciones a los comuneros, para ayudarlos a mejorar sus procesos.  Actualmente, quienes se dedican a esta actividad en la zona recolectan dos veces al mes, alrededor de 700 libras de plástico.

Como aliados estratégicos están involucradas la Fundación Karla Morales (KAHRE), la Dirección Logística de la Armada del Ecuador (DIGLOG) y el profesor Josuha Pearce de Western University (Canadá). 
Con esta solución se contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6 (Agua limpia y saneamiento), 9 (Industria, innovación e infraestructura), 14 (Vida submarina) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres). 

CONCIENCIA AMBIENTAL EN ESCUELAS DE GUAYAQUIL

Fomentar la educación ambiental en niños de escuelas de Guayaquil, motivó a un grupo multidisciplinario de la ESPOL a crear el videojuego  “Mi Bosque 3D”.  Está contextualizado en el Bosque Protector La Prosperina y enfocado a niños de 9 a 11 años de edad. 

A través del videojuego los niños realizan un recorrido virtual, pueden explorar el bosque, conocer las especies y afrontar retos para reforestar, prevenir incendios, recolectar semillas de árboles nativos, recoger ciertos elementos que no son parte del bosque y reciclarlos. 

“En el videojuego el niño no solo explora, sino que aprende, se divierte y al final se convierte en un guardabosques digital”, afirma el director del proyecto, el profesor Rodrigo Saraguro de la Facultad de Ingeniería en Electricidad y Computación

“Mi Bosque 3D” es un proyecto que forma parte del programa Bosque Protector La Prosperina de la Unidad de Vinculación con la Sociedad de la ESPOL, que ha venido evolucionando desde hace tres años. Se han realizado ya dos versiones y se lo ha probado con niños de una escuela en Durán y de la Fundación Huncavilca.

El surgimiento de la pandemia fue un impulso para quienes participan en el proyecto (profesores y estudiantes de las facultades FADCOMFIEC, FCV, FICT y FCSH), ya que la idea es que los niños que ahora acceden al videojuego desde un móvil o computador, luego puedan reconocer ciertos elementos cuando se retomen las visitas presenciales al Bosque Protector La Prosperina.

Al haber ganado en la categoría de “Educación Ambiental” con el apoyo del Municipio de Guayaquil, se espera que pueda masificarse el uso del videojuego, analizar qué otras escuelas potenciales podrían ser parte del proyecto y llegar a más de 1.000 niños.

Con “Mi Bosque 3D” se contribuye con los ODS de la ONU número 4 (Educación de calidad) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres).

Los dos proyectos ganadores en las categorías “Tecnología” y “Educación Ambiental” recibirán un incentivo económico de 10 mil dólares para su ejecución, que deberá llevarse a cabo en los próximos tres meses.

¡Felicitamos a nuestros politécnicos que nos llenan de orgullo!

 

 

 

Poly en línea
Poly
Powered by DINOMI
Bienvenida