¿Qué estás buscando?

ESPOL inaugura el Sendero y el Jardín de la Solidaridad, y ofrece un homenaje al legado de 5 exrectores

ESPOL inaugura el Sendero y el Jardín de la Solidaridad, y ofrece un homenaje al legado de 5 exrectores

En el campus politécnico Gustavo Galindo Velasco, se inauguraron este jueves 16 de diciembre, el Sendero de la Solidaridad y el Jardín de la Solidaridad; dos espacios que reconocen el altruismo y la generosidad de exalumnos de la ESPOL y sociedad en general, en beneficio de la educación, mediante la ayuda a estudiantes politécnicos en condiciones de vulnerabilidad. 

Estos espacios, ubicados en una zona emblemática cercana al área de Rectorado, forman parte del proyecto filantrópico Dona Futuro, que es posible con el soporte de la Fundación de Ayuda a la Educación, gracias a la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL, constituida por personas naturales y jurídicas de derecho privado.  Mediante Dona Futuro se crea un patrimonio autónomo para apoyar la manutención de estudiantes en situación de vulnerabilidad, para que puedan continuar sus estudios.

El Sendero de la Solidaridad es una iniciativa dirigida a graduados de la ESPOL que pueden contribuir con una donación y, en reconocimiento, se colocará un adoquín tallado con su nombre en esta área especial. 

El Jardín de la Solidaridad, a pocos metros, reconoce la filantropía de donantes de la sociedad civil, sean empresas o individuos, que se suman a esta causa. 

La rectora Cecilia Paredes ofreció las palabras de bienvenida, en las que destacó el importante rol que tiene la educación en un país. “Creo firmemente que el derecho a una educación pública de calidad ayuda a cerrar brechas económicas y sociales, porque la educación es un factor clave que ayuda a superar la pobreza, fomenta el bienestar de las personas y el crecimiento económico sostenible de una ciudad”, dijo en su discurso. 

COLOCACIÓN DE PRIMER ADOQUÍN
En un momento muy emotivo de la ceremonia, la rectora Cecilia Paredes hizo la colocación simbólica del adoquín de un exalumno de la ESPOL que, en este caso, fue en honor a su padre, el ingeniero Modesto Paredes.  Lo hizo acompañada de su madre, Cecilia Verduga.

Hasta el momento, estos adoquines tienen grabado el nombre de 300 exalumnos de la ESPOL que contribuyen, desde hoy, a forjar el futuro de jóvenes de escasos recursos que anhelan estudiar y formar parte de la comunidad politécnica.

Caterina Costa, presidenta de la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL, se unió a las palabras de la rectora Paredes al destacar el valor de la educación en un país.  

“Como mujer ecuatoriana y empresaria, también creo y apuesto firmemente a la educación. He sido testigo de su valor y repercusión desde distintas esferas”, expresó Caterina; y agradeció a quienes generosamente se han sumado a la causa, haciendo referencia a una placa de reconocimiento a quienes han sido actores clave en esta iniciativa.

HOMENAJE A 5 EXRECTORES DE LA ESPOL
En homenaje a la memoria de cinco exrectores de la ESPOL, quienes dejaron una huella importante desde su liderazgo para convertir a la politécnica en un referente de educación superior en el país, se develaron 5 bustos en el área cercana al Obelisco. 

El profesor politécnico Gaudencio Zurita hizo, a través de sus palabras, un recorrido por la gestión de los exrectores Walter Camacho, Walter Valdano, Jorge Gagliardo, Luis Parodi y Gustavo Galindo.

“Todos ellos tuvieron influencia en lo que he sido durante mi vida como estudiante y profesor de esta institución (…)  los grandes al pasar a la eternidad pierden sus títulos y solo sobresale su grandeza que, esta mañana, resurge en el bronce desplegado desde hoy en este jardín que, cada día, nos recordará sus logros, vicisitudes y particularidades”, afirmó Gaudencio al referirse a los exrectores. 

Lee el discurso completo aquí.

Familiares de los exrectores estuvieron presentes en la ceremonia. Emocionados, acompañaron a la rectora Cecilia Paredes durante el develamiento de los bustos.  Maritza Parodi, hija de Luis Parodi, dijo unas palabras en representación de las familias y agradeció el homenaje. 

“Mi padre siempre se refería a la politécnica como su segundo hogar y, hoy, en su segunda casa, en este lugar donde descansa y donde siempre quiso descansar, diría ´yo Luis Parodi Valverde, orgullosamente soy un producto absoluto de la ESPOL´”.

El evento cerró con un recorrido de estas áreas inauguradas en las que miembros de la comunidad Alumni ESPOL, así como autoridades, reconocieron sus nombres en los adoquines del Sendero de la Solidaridad.

Los invitamos a quienes estén interesados en apoyar esta causa a favor de la educación, a visitar www.donafuturo.org para conocer más detalles. 

 

Poly en línea
Poly
Powered by DINOMI
Bienvenida