¿Qué estás buscando?

Jorge Ruiz: La Ingeniería Mecánica es una carrera que abre caminos

Jorge Ruiz: La Ingeniería Mecánica es una carrera que abre caminos

Hace unas semanas, visitó nuestro campus uno de los primeros graduados de la ESPOL, el Ingeniero Mecánico Jorge Ruiz. Recorrió la Facultad de Ingeniería en Mecánica y Ciencias de la Producción,  su segunda casa, donde adquirió las bases del conocimiento académico que le permitió crecer profesionalmente y crear su propia empresa.  Él es fundador de SIRCA, una empresa ecuatoriana que, con una trayectoria de más de cuatro décadas, ha sobresalido en el negocio de la construcción y comercialización de maquinarias agroindustriales, en el mercado nacional e internacional.  Aprovechamos su visita para conocer parte de su experiencia en su camino hacia el éxito, al ser uno de los primeros ingenieros mecánicos en hacer secadoras para el sector agrícola ecuatoriano.

¿Cómo surgió su interés por estudiar Ingeniería Mecánica en la ESPOL?
En el año 58 me gradué de bachiller y siempre quise ser ingeniero. Me enteré de la carrera en la ESPOL a través de un anuncio de periódico; cuando vi que se abrían las matrículas viajé desde Riobamba.  Primero opté por la carrera de Petróleos, pero luego opté por Mecánica.  Lo que más me gustaron fueron las materias que recibí. Fui un buen estudiante durante toda la carrera.

¿Cómo incursionó en su negocio actual?, ¿Era aún estudiante?
Egresé en el año 65, dentro del grupo de los primeros graduados. Cuando comencé a hacer mi tesis ya había trabajado en algunas empresas, en fábricas. En una fábrica de baldosas aprendí sobre la deshidratación porque las baldosas salían húmedas y había que secarlas. De esta última experiencia fue que tuve la idea de la tesis sobre secado, en la que previamente un compañero estaba trabajando; la tesis de él me interesó, la mía fue sobre secado de baldosas. Después tuve la oportunidad de asociarme con otro ingeniero mecánico que tenía experiencia en secado de balsas. Yo uní la experiencia de él,  quien era mi amigo,  con lo que yo sabía de baldosas y empezamos a trabajar en secadoras. Fuimos los primeros en hacer secadoras en el país.

¿Qué lo motivó a crear su propia empresa, teniendo como base su carrera de Ingeniería Mecánica?
A mí me gustaba tener mi negocio propio, mis padres eran comerciantes y siempre fueron dueños de la empresa, trabajando para ellos mismos. Antes se secaba todo al sol y con estas secadoras nos costó mucho al inicio introducirlas al mercado porque la gente pensaba que las máquinas no iban a secar igual que el sol, sobretodo en productos agrícolas. En el primer año nos compraron una secadora,  en el segundo año vendimos cuatro y desde ahí continuamente fuimos mejorando los equipos. La primera secadora que hicimos era tan grande y extensa; luego fui estandarizando los materiales para no usar mucho material, algo que aprendí en la politécnica en cursos de administración. Luego hubo más ingenieros mecánicos que empezaron a hacer secadoras a gas, pero con intercambiador de calor que son las que yo hago, no muchos. Las secadoras con intercambiador de calor son más caras porque hay más materiales, más ingeniería y ahora con mi hijo, quien está en el área de administración, seguimos trabajando para ampliar el mercado y ya estamos exportando.

En su opinión, ¿Cuál debe ser el perfil de un Ingeniero Mecánico, para estar a la altura de las expectativas de sus futuros clientes?
Con los conocimientos que se imparten en la ESPOL ahora los estudiantes tienen muchas facilidades.  La Ingeniería Mecánica es una carrera que permite a los profesionales ser emprendedores.  En Ingeniería Mecánica siempre se están creando nuevas cosas, la tecnología avanza y lo que siempre deben buscar los estudiantes es mantenerse actualizados.

¿Qué consejo le daría a los futuros Ingenieros Mecánicos que se están formando en la ESPOL?
Pensar que las cosas que están bien siempre se pueden mejorar con tecnología, para que la empresa en la que trabajen, sea propia o no, tenga siempre la mejor productividad.

Poly en línea
Poly
Powered by DINOMI
Bienvenida