¿Qué estás buscando?

Iniciativa politécnica Openventi ya está en marcha para salvar vidas

Iniciativa politécnica Openventi ya está en marcha para salvar vidas

Luego de un arduo trabajo, se encuentra en pleno funcionamiento la iniciativa politécnica Openventi, liderada por profesionales graduados en ESPOL y un equipo multidisciplinario de expertos, quienes se plantearon el desafío de fabricar respiradores artificiales para pacientes graves de COVID-19. 

Por el momento, se han donado 13 equipos a diferentes centros médicos y hospitales del país. La primera entrega se realizó el 29 de diciembre del 2020 al Hospital Básico de Naranjal, mientras que la primera operación con paciente se dio el pasado 2 de febrero en la Clínica Panamericana de la ciudad de Guayaquil.

El diseño de los respiradores mecánicos Openventi comenzó en marzo del 2020, como una alternativa para salvar vidas, ante la escasez de respiradores en Ecuador y en otros países de Latinoamérica. Uno de los primeros problemas que se evidenciaron durante la emergencia sanitaria.

Hasta el momento se ha completado la primera fase de producción, que corresponde al ensamblaje de componentes mecánicos de 200 respiradores.

Para llegar a este punto se establecieron grupos de trabajo multidisciplinarios enfocados en investigación, procurement, financiamiento, promoción, revisiones legales y de certificación e ingeniería.  Participaron cerca de 400 expertos de estas áreas, un sinnúmero de ellos graduados de la ESPOL, así como también de otras universidades e instituciones.

Entre los politécnicos que dirigen el proyecto Openventi se encuentran Édgar Landívar, director técnico del proyecto; Vicente Adum, coordinador de manufactura y componentes mecánicos; y Paul Estrella, control de proyecto y coordinación general de Openventi.

Luego de las pruebas de concepto y prototipo se completaron las pruebas con maniquí, y los desarrolladores trabajaron en conjunto con evaluadores para corregir y perfeccionar el prototipo final. 

Características de los respiradores Openventi
Los respiradores Openventi utilizan una turbina, tarjetas electrónicas y software, junto con otros elementos, para brindar soporte a un paciente que requiera de un respirador mecánico. 

Según sus desarrolladores, el principal diferenciador de este equipo es que se prioriza el control en la generación de aire a través de una turbina y software, permitiendo que el respirador pueda controlar de manera eficiente el flujo y presión; además de extender su funcionalidad en futuras fases del proyecto.

Uno de los aspectos más importantes es que los respiradores se entregan de manera gratuita a centros médicos y hospitalarios, brindando a los beneficiarios la posibilidad de contar con un equipo que, de otra manera, les sería imposible o muy difícil de adquirir.  

Así lo afirma el politécnico Vicente Adum: “Los ventiladores comerciales pueden tener precios de entre 20 mil y 40 mil dólares, así que al donar un ventilador Openventi a algún hospital o clínica que no cuente con este tipo de equipos o que tenga un número muy limitado, se les está dando la oportunidad de salvar más vidas”. 

El financiamiento se consiguió mediante el aporte de diferentes organizaciones como Salvar Vidas, Fundación Privada Ecuatoriana, Tharsa, Grupo Difare, Tarpuq, entre otras.  Como aporte operativo, tecnológico y de ejecución, las empresas Yubox, Metalco, Opendireito y Plásticos Kosh también contribuyeron.  Además, se hizo una campaña de crowdfunding en la plataforma Gofundme, que permitió obtener el 18 % del financiamiento total del proyecto.

Dado que el proyecto aún no concluye, se continúan receptando donaciones para seguir impulsando el desarrollo del respirador (https://www.gofundme.com/f/ventilador-artificial-de-bajo-costo/donate).

¿Cómo acceder a un respirador Openventi?
Los equipos se han entregado en las ciudades de Guayaquil, Esmeraldas, Santa Elena, Marcelino Maridueña, Alausí, Manta, Naranjal y Riobamba. 

Para acceder a uno de los respiradores, las instituciones interesadas deben llenar un formulario con información que permita a quienes impulsan el proyecto, establecer una prioridad de entrega. Esto, luego de que los solicitantes revisen la información de las especificaciones técnicas del equipo y el propósito para el cual fue concebido y fabricado.

En caso de que se apruebe la donación de un respirador, se asigna una fecha en la cual el beneficiario debe asistir a la sede operativa del proyecto para continuar con el proceso.

La meta es completar la entrega de los 200 respiradores en los próximos 6 meses.

Formulario para aplicación:
https://openventi.org/es/solicitud-de-respiradores/

Como ESPOL, nos sentimos orgullos de todos aquellos miembros de nuestra comunidad politécnica que han sido parte de esta iniciativa, que pone al servicio del país y el mundo, investigación y desarrollo tecnológico de alta gama.

 

 

Poly en línea
Poly
Powered by DINOMI
Bienvenida